Show simple item record

dc.contributor.authorMarín, María Soledad
dc.date.accessioned2017-10-13T16:38:35Z
dc.date.available2017-10-13T16:38:35Z
dc.date.issued2013
dc.identifier.citationMarín MS. Hábitos de consumo de isoflavonas en mujeres menopáusicas. Buenos Aires: Universidad ISALUD; 2013en_US
dc.identifier.otherTFN612.665 M339
dc.identifier.urihttp://localhost:8080/xmlui/handle/1/197
dc.description.abstractIntroducción: La menopausia implica una serie de cambios fisiológicos. Las isoflavonas son sustancias fitoquímicas que poseen una estructura química similar a la de los estrógenos humanos, las mismas se asocian con la disminución de los síntomas peri y postmenopáusicos, y disminución del riesgo cardiovascular. La soja es uno de los alimentos que mayor cantidad de isoflavonas contiene. Siendo Argentina uno de los países productores de soja más importantes, es muy poco lo que su población conoce y consume de esta oleaginosa y los subproductos derivados de la misma. Objetivos: Conocer el consumo de isoflavonas por parte de las mujeres menopáusicas de 45 a 65 años que acuden a un gimnasio en la cuidad de Bernal y averiguar acerca de los conocimientos que tienen dichas mujeres sobre los efectos de las isoflavonas en el organismo. Materiales y métodos: Para el procesamiento de los datos se utilizó el programa Microsoft Excel 2007. Se procedió a la realización de una encuesta autoadministrada. Resultados: La población estuvo compuesta por 30 mujeres menopáusicas. Todas ellas manifestaron haber padecido síntomas relacionados con la menopausia, la misma tuvo inicio luego de los 46 años en el 60% de los casos. La mayoría manifestó preferir la milanesa de soja; el contenido de isoflavonas de dicho producto es bajo, además, son consumidas con una frecuencia de 1 a 2 veces por semana en la mayoría de los casos. El principal motivo de consumo es por cuestión de gusto. El 30% de las mujeres tienen conocimiento acerca de los efectos de las isoflavonas en el organismo, pero son 22 las que no logran cubrir con la recomendación mínima necesaria para garantizar su efecto protector. Conclusiones: Las empresas que comercializan alimentos de soja podrían realizar campañas publicitarias en los medios masivos de comunicación, para que de esta forma el mensaje: “contiene isoflavonas que son beneficiosas para la salud”, le llegue a la mayor parte de la población, debido a que son pocas las mujeres que hacen lectura de los envases de los productos. El consumo de soja no es parte de la cultura de dichas mujeres.en_US
dc.language.isoesen_US
dc.publisherUniversidad ISALUDen_US
dc.subjectSojaen_US
dc.subjectIsoflavonasen_US
dc.subjectHábitos alimentariosen_US
dc.subjectMujeresen_US
dc.subjectMenopausiaen_US
dc.titleHábitos de consumo de isoflavonas en mujeres menopáusicasen_US
dc.typeThesisen_US


Files in this item

FilesSizeFormatView

There are no files associated with this item.

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record